Todas las Noticias

¿Está muerto Flash?

Para no darle muchas vueltas: No. Flash no está muerto. Quienes hacen esta afirmación deben tener cuidado de no encasillar al formato SWF como un objeto cuyo uso exclusivo es la web. Flash tiene muchas más aplicaciones que hacer precargadores bonitos o banners en un sitio web.

No obstante es entendible el por qué de que algunos piensen que el formato dejará de ser usado. Las películas SWF históricamente han tenido una debilidad cuando se trata de SEO. Los crawlers que andan recorriendo la red no pueden acceder al contenido de los archivos SWF y por tanto no pueden ser indexados ni contribuir al posicionamiento de una página web.

A esto se suma el hecho de que librerías Javascript como JQuery han avanzado significativamente en sus opciones de animación. No tiene sentido, por ejemplo, hacer una galería de imágenes con Flash si se puede hacer lo mismo con javascript, obteniendo el plus de que toda la galería es indexable para un buscador.

Finalmente, HTML5. Con la llegada de HTML5 es posible realizar animaciones complejas utilizando simplemente Javascript y CSS3. Nuevamente, por ser HTML5/CSS3 código puro, legible para un crawler, se gana en SEO y también en el hecho de que las animaciones son significativamente más livianas que las ejecutadas en un SWF. Incluso Google lanzó Swiffy,  la versión beta de un convertidor de animaciones SWF sencillas a HTML5.

Sí, el panorama no es alentador para Flash. Sin embargo, como dijimos al principio, sería un error pensar que Flash es un formato exclusivo del web.

 Realidad aumentada: suena interesante y se ve aún mejor. Flash siempre ha permitido la generación de animaciones, presentaciones y programas que se pueden distribuir en discos o que se pueden instalar, como las aplicaciones AIR que son geniales para crear widgets de escritorio. Sin embargo recientemente, con el auge del desarrollo de juegos interactivos y sobre todo de tecnologías como el Kinect donde la persona puede usar todo su cuerpo para jugar, Flash ha tomado una relevancia especial.

La facilidad con la que Flash permite la captura y manipulación de video, aunado a la sencillez con la que se generan las animaciones, ha hecho de este uno de los formatos indispensables del Kinect. Muchos de los juegos Kinect muestran en tiempo real a la persona y utilizan animaciones Flash para mostrar los objetivos del juego: conejos que hay que aplastar, formas que hay que lograr con el cuerpo, obstáculos que se aproximan, meteoritos y cualquier cosa que se pueda imaginar. Este es un ejemplo sencillo de un juego hecho con Flash, que ahora provee componentes especializados en estos desarrollos, como Stage3D

Pero la web no se escapa de los juegos con Flash. Se están desarrollando muchas inciativas de realidad aumentada en la web, mediante la cual los usuarios utilizan sus webcams para interactuar con las aplicaciones Flash. Veamos algunos ejemplos:

Aquí hay un pequeño tutorial sobre como realizar animaciones utilizando el webcam en Flash.

Hay dos consideraciones más que hacer sobre Flash. La primera es la compatibilidad. Es importante reconocer que lo reciente de la salida de HTML5 hace que aún existan funcionalidades que no son completamente soportadas por todos los navegadores. Flash, al ser un formato embebido en sí mismo, no tiene este problema.

A esto se suma el eterno problema de los desarrolladores y diseñadores web: las cosas se ven diferentes dependiendo del navegador. Se ha demostrado que hacer que los estilos de un sitio web se reflejen exactamente iguales en distintos navegadores consume hasta un 30% de tiempo extra en el desarrollo de un proyecto web. Imagine cuánto tiempo más requerirá una animación compleja para que se vea y se ejecute de la misma manera en todos los navegadores.

La segunda consideración está relacionada a esta: el tiempo de desarrollo de una animación compleja es comparativamente más alto si no se utiliza Flash, ya que en el ambiente Flash se trata básicamente de arrastrar objetos, asignarles su animación o código y determinar la cantidad de frames en que se desplegará. Para hacer una animación en HTML5/CSS3 es necesario hacer mucho desde cero, como el control del tiempo y las repeticiones, de las cuales Flash se encarga automáticamente.

Finalmente tenemos que decir que Adobe no se ha quedado de brazos cruzados viendo el surgimiento de HTML5 como una amenaza, si no mas bien como una oportunidad. Se sabe que en Adobe se está trabajando para que Flash pueda exportar sus animaciones a HTML5, lo que promete ser el siguiente gran paso de Flash. Para esto se está desarrollando una nueva aplicación Adobe llamada Wallaby.

Sin duda que debemos seguir teniendo en cuenta a Flash cuando hablemos de web y estar atentos ya que algunas de estas iniciativas pueden convertirse en el siguiente gran paso de la comunidad web.

Deja un comentario